Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

 

 

 

SEGURIDAD, CRIMINALIDAD Y VIOLENCIA

Del libro: Recorriendo Usme, 2004, secretaria de Gobierno - Otros documentos.

La presencia de fuerza pública en Usme se presenta a través de la comandancia de la Quinta Estación de Monteblanco, además de cuatro CAI; todos ellos ubicados en la UPZ Gran Yomasa, lo que indica que mas del 50% de la localidad carece de seguridad, incluso hay sectores en los que la presencia de la policía y ejercito esta vedada como en la comuna de Alfonso López y el barrio Lorenzo Alcantuz.

La localidad de Usme presenta un aumento del 20% en el total de las muertes violentas entre el año 2001 y el 2002, destacándose un aumento de las muertes accidentales (85.7%, y las muertes en accidentes de transito (66.7%), En cuestión de los delitos de alto impacto como lo son lesiones comunes, hurto de vehículos, hurto de motos, hurto a bancos, hurto a residencias, atraco callejero y hurto a establecimientos comerciales, en estos casos se ha presentado una disminución del 30% para el mismo periodo de 2001 a 2002; hubo también disminución de los hurtos a vehículos (53%), hurto a personas (33.3%) y hurto a bancos (100%), dado que son muy pocos los establecimientos bancarios en el sector.

La localidad de Usme es relativamente segura en términos de atracos callejeros en el 2001 (la tercera con menos atracos callejeros después de la Candelaria y la zona del aeropuerto. Presenta una participación en el 1.1% en Bogotá y con costos cercanos a $428 millones; presenta también el 1.1% de robo a entidades comerciales en Bogotá por un valor de $144 millones en el 2001, en cuestión de extorsiones es el 2.7% de los totales de la ciudad y el 4.2% de secuestros.

MUERTES VIOLENTAS

Dentro del gripo de muertes violenta se incluyen los homicidios, las muertes por suicidio, las muertes por accidente de transito y otra muertes violentas.

HOMICIDIO

Los hombres fueron las principales victimas de homicidio en Bogotá con un porcentaje del 93% frente al 7% de victimas mujeres.
El siguiente cuadro muestra la tasa de homicidio, Usme y Bogotá, 1997 - 2002.

 


MUERTES POR SUICIDIO

Los suicidios en Usme han pasado de 9 en 1997 a 11 en el año 2002.
Tal como sucede en los homicidios, la mayoría de los ejecutores de suicidios en la ciudad. De los 335 casos de suicidios en el año 2000, el 79% fueron hombres (264). Por grupos de edad, los hombres entre los 13 y 24 años presentan más casos de muerte por suicidios, como aparece en las siguientes graficas.

MUERTES POR ACCIDENTES DE TRANSITO

El numero de muertes por accidentes de transito ha bajado considerablemente en Usme, ha pasado de 37 a 19, entre los años 1998 a 2002; no obstante, entre los años 2001 y 2002 el numero de muertes se incremento pasando de 12 a 20 casos de muerte por este motivo.
Como se ve en la primera de las siguientes graficas, la tasa de Usme esta por debajo de la de Bogota, en el periodo de 1999 a 2002, finalmente en el segundo grafico se muestra el grupo de hombres con edades entre los 13 a los 34 años es el mas afectado de muertes en accidentes de transito en Bogotá; en el año 2000 los hombres representan el 76.2%, con 638 casos, en tanto que las mujeres representan el 23,8%, con 199 casos.

OTRAS MUERTES ACCIDENTALES

En este grupo se incluyen las muertes accidentales por lesión con arma de fuego, por caída, por quemaduras, por asfixia, por electrocución y por inmersión.
En esta categoría, Usme ha tenido una reducción considerable, pasando de 21 muertes en el año 1998 a 13 en el año 2002. En dicho año, la tasa de Usme de otras muertes accidentales esta en el promedio de la ciudad (5/100000 hab.), pero es baja en comparación con las demás localidades como los Mártires o Santa Fé.

Como es típico, el hombre es la victima mas frecuente, dado que de 349 muertes accidentales registradas en el año 2000 en Bogotá, 274 casos (78.5%9 fueron victimas los hombres y 75 (21.5%) fueron mujeres. También en este caso, el grupo de hombres entre los 13 y los 34 años es el grupo mas afectado.

DELITOS DE ALTO IMPACTO

Se consideran delitos de alto impacto los relacionados con el hurto calificado a personas, el asalto a residencias, asalto a entidades financieras, asalto a establecimientos comerciales y el robo de vehículos y motos. Según las estadísticas registradas por el centro de investigaciones criminalisticas de la policía metropolitanas, los delitos en general han tenido una tendencia decreciente entre 1995 y el 2002, a excepción del robo a vehículos, este delito registra una evolución creciente, casi año a año entre 1995 (33) y 2001 (76). En el 2002 se observa un quiebre en la tendencia cuando se registraron 39 hurtos, nivel similar al reportado entre 1995 y 1997. A su vez, se evidencia que los delitos se incrementaron notablemente en el año de 1998, a excepción de hurtos de motos. Entre 1998 y 1999 el numero de hurtos a personas, bajo significativamente de 196 casos a 95; y aunque en el año 2000 este delito se incremento en 15 casos, se redujo de nuevo en el año 2001 a 76, llegando en el 2002 a 50 casos, siendo el mas bajo del periodo. Del año 2001 al año 2002 el hurto a residencias se incremento, pasando de 5 a 19 casos y el hurto a establecimientos comerciales también tubo un incremento en este mismo periodo, pasando de 15 a 20 casos. El hurto de vehículos bajo significativamente de 83 a 39 casos del año 2001 al año 2002.
El hurto a personas es el delito que mas cosas suma en el año 2002 con el 36.5% del total de delitos, seguido por el hurto de vehículos, con el 28% del total de casos.



DENUNCIAS POR VIOLENCIA INTRAFAMILIAR Y DELITOS SEXUALES

La violencia intrafamiliar (VIF) se puede definir como aquel acto de violación de los derechos humanos, que se da en el contexto y con la participación de miembros del núcleo familiar, ya sea que el agresor comparta o haya compartido el mismo domicilio. La violencia en la familia es distinta a otros tipos de agresiones o abusos por que ocurre en el ámbito paico - social del hogar en el que se debería tener mayor seguridad y protección; además, quienes ejercen la violencia son personas con las que se tiene una relación filial con compromiso (real o esperado) de afecto.
Medir la prevalecía real de la violencia resulta complejo, dado que las estadísticas disponibles por medio de entidades estatales y otras, usualmente sub-estiman los niveles reales de violencia debido a la escasa información y a la diversidad de fuentes y conceptualizaciones.
Las cifras presentadas deben ser analizadas teniendo en cuenta que solo contemplan las denuncias recibidas en las comisarías de familia del distrito, las cuales constituyen una de diversas entidades que reciben las denuncias de la ciudadanía, entre las cuales se encuentra además el DABS, la Fiscalia General de la Nación, el ICBF y la policía nacional. Adicionalmente, debe considerarse que existe un numero de casos no denunciados cuyo estimativo se desconoce. Pese a estas limitantes, se considera importante presentar las cifras que, de una u otra forma, revelan la existencia de esta problemática. En el caso especifico de Usme , se encuentra que esta localidad presenta una tasa de demanda de atención relativamente alta en relación con las demás localidades del distrito, no obstante, la tasa de denuncia de casos de violencia intrafamiliar resulta inferior al promedio distrital, mientras que la tasa de denuncia de delitos sexuales es levemente superior al promedio del distrito.